El Pericón Nacional

Folklore Musical Uruguayo

El día 3 de agosto de 1887 la banda de la Escuela dirigida por el propio Gerardo Grasso, instalada en la Plaza de Armas, frente a la escuela de Artes y Oficios que se levantaba donde hoy se encuentra la Universidad de la República, estrenó el Pericón Nacional con gran suceso, que ni el mismo Grasso sospecharía iba a ser felizmente recordado al cabo de los años.

El pericón era en ese entonces danza de moda y se practicaba en toda la república. Su forma coreográfica pertenecía a la danza de parejas (en conjunto). En 1833 Ventura r. Lynch lo describe como ‘’baile de cuatro’’ que comienza con la demanda, postrera o alegre, cadena y cielo. Y agrega que la letra tiene el metro de seguidilla. Solamente cuatro figures tenía en Argentina el pericón, está descripción se parece bastante a la coreografía del Gato. Las figuras estaban ordenadas desde la colocación de los bailarines: ‘’frente en batalla’’, continuaba la cadena, zapateo, vals, rueda y relaciones.

Un pericón en la sociedad »La Criolla» que fundara Elías Regules.

Cinco figuras que se repetían, porque la poesía termina con estos dos versos…’’Al rayar la madrugada/se termina el pericón’’. Esta danza volvió a tomar incremento a partir de 1890 en que va enriqueciéndose con diferentes figures de la contradanza. La figura de los pañuelos con los colores blanco, celeste y amarillo le realzaron su calidad de danza patriótica, a esta figura con el nombre de pabellón. Al llegar el circo de los Podestá y cambiar el Gato que se bailaba en la obra ‘’Juan Moreira’’ por un pericón a insinuación  o consejo de Elías Regules (padre) quién aportó músicos guitarreros y coreografía, el pericón es difundido desde la arena del circo, los escenarios teatrales,  y en los salones…vuelve a destacarse por la profusión de nuevas figuras y porque hay pautaciones musicales. En 1920 dará paso a nuevos estilos de danza. Hoy día se proyecta por tradición y por ser la danza nacional.

Gerardo Grasso, este músico que nos legó la música de la más importante de nuestras danzas folklóricas, falleció en Montevideo el día 18 de Junio de 1937.

Extraído de el suplemeto dominical de ‘’El Día”.

Por: Flor De María R. de AYESTARAN.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.