Usina Central Calcagno

El 2 de setiembre de 1889 se inaugura la Usina de Arroyo Seco, que posteriormente se convertiría en Central Calcagno. Abastecía a 250 manzanas de las zonas de Aguada y Cordón, donde no existía hasta el momento ningún sistema de alumbrado. Era un edificio de piedra y mampostería, con techo galvanizado, de 77m de largo por 51 de ancho, dividido en cuatro salas: de máquinas, de calderas, almacenes y oficinas, y taller de construcciones eléctricas. Funcionaba con cinco calderas (sistema Belleville), dos bombas de alimentación y dos chimeneas de hierro fundido de 34 m de altura y 1,80 m de

El 2 de setiembre de 1889 se inaugura la Usina de Arroyo Seco, que posteriormente se convertiría en Central Calcagno. Abastecía a 250 manzanas de las zonas de Aguada y Cordón, donde no existía hasta el momento ningún sistema de alumbrado.

Era un edificio de piedra y mampostería, con techo galvanizado, de 77m de largo por 51 de ancho, dividido en cuatro salas: de máquinas, de calderas, almacenes y oficinas, y taller de construcciones eléctricas.

Funcionaba con cinco calderas (sistema Belleville), dos bombas de alimentación y dos chimeneas de hierro fundido de 34 m de altura y 1,80 m de diámetro interior. Contaba con ocho motores Ganz de 150 HP cada uno, y cada motor tenía acoplado en su eje un dínamo que producía 80 kw.

La usina funcionaba a base de carbón mineral, que era transportado por un puente grúa desde la bodega de los barcos atracados en la bahía, hasta seis tolvas de acero con capacidad de 120 toneladas cada una. El carbón pasaba luego a las hornallas de las calderas, produciendo hasta 9.000 kg de vapor por hora. La energía generada se transmitía a los cuatro grupos generadores que derivaban a las subestaciones.

El 27 de setiembre de 1906 se promulgó la “ley de transformación”, que autorizó la realización de las obras necesarias para modernizar el suministro de energía eléctrica, tanto para alumbrado público como para particulares. El ingeniero Santiago Calcagno cumplió un papel relevante en la concreción de esa transformación, y posteriormente ocupó la presidencia del Consejo de Administración de la empresa eléctrica estatal.

Foto: Charly Ibañez

Deja una respuesta

Your email address will not be published.